Obtén la Densidad Léxica gratis

Puedes calcular Densidad Léxica en tus textos a solo un clic. ¡Descubre información valiosa con TEXTOS.APP! Más información




¡Compártenos en tus redes sociales!



¿Qué aplicaciones tiene el servicio gratuito de densidad léxica?


1. Fijar estándares de calidad para los trabajos escritos.

Si estas trabajando en un documento técnico de cualquier tipo, ya sea un informe de investigación científica o un post de un blog para algún sitio web de internet, para medir la calidad léxica del proyecto puedes fijar tú mismo un estándar de calidad y monitorear los resultados para verificar si tus estándares son buenos y corroborar si dichos estándares de calidad generan resultados positivos a tu negocio o actividad.

A través del servicio gratuito de densidad léxica que se ofrece en la presente página, en base a tus requerimientos de negocio o técnicos puedes analizar tus textos y obtener la métrica mencionada, la que permitirá validar tus trabajos y generar mejoras.

El indicador cuantitativo de densidad léxica es una métrica en porcentaje que estudia que tanta densidad de palabras tiene el cuerpo del texto, es decir, mientras más alto sea el porcentaje de densidad léxica, significa que el documento en estudio posee más cantidad de palabras distintas y por ende más vocabulario. Por consiguiente, mientras más densidad léxica, más calidad textual del documento.


Implementando números en tus proyectos.

Entonces, incorporando a la densidad léxica como una herramienta que permita encontrar un estándar de calidad fijado por ti mismo, puedes definir que tus textos cumplan ciertas condiciones antes de ser publicados o utilizados en cierta producción.

Es decir, para que estén listos desde el punto de vista de la calidad y del vocabulario, puedes definir que tus trabajos por ejemplo cumplan con un 75% o más de densidad léxica (o también un estándar puede ser que la métrica esté en un rango fijado por ti mismo que puede ser por ejemplo entre 70% y 75%) para que el documento tenga una eficacia aceptable desde el punto de vista de los estándares que se han impuesto.

Pero, si no quieres ser tan exigente con tus documentos y propones más flexibilidad en la calidad de los documentos, puedes definir un estándar de un 65% o más (o que la métrica esté entre 60% y 65%) de densidad léxica para poder decir que tu documento tiene una calidad aceptable visto desde tu punto de vista.

Así, con información cuantitativa acerca del cuerpo de tus trabajos, puedes tener más seguridad antes de publicar tus trabajos o enviarlos a tu jefe.


2. Evaluar documentos de acuerdo con parámetros de negocio definidos.

Si buscas revisar o validar trabajos escritos como noticias, columnas, reseñas o post, entonces, puedes usar diversas variables o parámetros de negocio para definir si el trabajo escrito es el adecuado para utilizarlo en tu negocios o actividades en producción.

Uno de los parámetros que puedes incluir en tu modelo de evaluación es la densidad léxica, la que puedes obtener a través de nuestro servicio gratuito de densidad léxica en el formulario que se encuentra al inicio de la presente página web de análisis de texto.


Aplicación de densidad léxica para analizar exámenes de alumnos de un colegio

La aplicación de evaluar un texto con parámetros como la densidad léxica se puede implementar en exámenes o pruebas escritas on-line en un colegio o en una institución de lenguas, evaluando el calidad de textos de alumnos de una asignatura de lenguaje y comunicación.

Siguiendo el caso expuesto en el párrafo anterior, al analizar textos en un examen de una prueba escrita en una asignatura de un colegio, si se tiene la densidad léxica de todos los textos cada una de las prueba de todos los alumnos de la clase respectivamente, se puede extraer información muy relevante y se pueden detectar los alumnos que tengan poco desarrollo de redacción a través del poco uso de palabras, lo que se puede detectar fácilmente comparando las densidades léxicas de los alumnos.

Más aún, se puede calcular el promedio de densidad léxica y ver cuántos están cerca de ese promedio, estudiar los mínimos y máximos densidad léxica de los alumnos y observar la variación de calidad entre ambos textos (el mejor y el peor según la densidad léxica) con el objetivo de saber que aspectos hay que mejorar y que herramientas pedagógicas se deben aplicar para que los valores máximos y mínimos de densidad léxica de los alumnos sea lo más reducida posible.

Analizando el mismo caso, si bien un alumno puede expresar una idea en un texto, si la densidad léxica de su trabajo es muy reducida, probablemente necesitará reforzamiento para mejorar dicho aspecto a través de tareas dirigidas específicamente para tal alumno o mejorar las habilidades de lectura y comprensión de lectura.

Por otra parte, al identificar alumnos con la densidad léxica muy alta, se pueden estudiar los textos y ver que palabras adicionales utilizan respecto al resto de los alumnos y entender porque tiene una calidad mas desarrollada de redacción de documentos.